Estimados Auxiliares y Secretariado de Camino:

 

Quiero expresarles mi agradecimiento por el servicio que ustedes prestan a la Arquidi6cesis
de Miami en la evangelizaci6n y preparaci6n de las parejas que van a celebrar el sacramento
del matrimonio. Ustedes han sido llamados por Cristo a dar testimonio de que la verdadera
felicidad está en una vida centrada en EL. La importancia de esta pastoral ha sido enfatizada
nuevamente por el Santo Padre Benedicto XVI en su discurso a la Rota de Roma en enero de
este año. Tanto el, como nuestro querido Beato Juan Pablo II nos han animado muchas veces
a profundizar sobre el tema de la Preparaci6n Matrimonial y la importancia de la familia.

Miami se ha convertido en parte vital de varias naciones. Tenemos hermanos de Cuba,
Nicaragua, Venezuela, Colombia, Haití y el resto del Caribe, Centro y Sur America. Nuestra
iglesia local es verdaderamente una comunidad transnacional. La Iglesia es la casa del Padre
y todos se deben sentir a gusto en la Casa del Padre. Sé que Camino está formado por parejas
de todas estas naciones. Les felicito por la acogida que ustedes les brindan a todos.

Ustedes no solo preparan y evangelizan a los novios, sino también a sus padres y les ofrecen
el programa de Post Camino en donde pueden continuar profundizando sobre la persona de
Cristo, la Iglesia y asuntos que afectan al matrimonio, la familia y a sus hijos. Creo que su
participación en las reuniones mensuales de Post Camino les beneficiaria a todos. Les animo
a que asistan frecuentemente a Post Camino.

Cuando fui instalado como Arzobispo de Miami dije, en mi homilía, que quería "Comenzar
de Nuevo en Cristo". Ahora se los repito a ustedes. Deseo una nueva y más radical entrega
a toda la pastoral familiar.

Como tantas veces nos dijo el Beato Juan Pablo II, no tengan miedo. Oren juntos como
matrimonio y como familia. Celebren con frecuencia el Sacramento de la Reconciliaci6n de
manera que la Eucaristía produzca en ustedes cada vez más frutos de amor.

Les felicito a todos por el trabajo que hacen en Camino. No tengan miedo en entregarse cada
día más a Jesús y a su misi6n de construir el Reino del Padre.

Reciban mi bendicion y aprecio.

Reverendísimo Monseñor Thomas G. Wenski
Arzobispo de Miami

ARCHDIOCESE OF MIAMI
The Most Reverend Felipe J. Estévez, STD
Auxiliare y Bishop of Miami

6 de septiembre de 2007

Estimados Coordinadores y Bases,

Por la presente quiero agradecerles por su si a CAMINO y animarles a profundizar más en lo importante que es el apostolado de las familias y el valor que tiene el servicio que ustedes prestan a través del ministerio que realiza Camino del Matrimonio.

A ustedes que han sido llamados a servir como coordinadores y bases de un Camino les animo a una entrega cada vez más completa a este apostolado. Recuerden que para los novios que participarán en el Camino que ustedes van a preparar, el retiro de ese fin de semana constituye una experiencia de evangelización de cierta forma única para ellos. Los invito a que pongan todo su esfuerzo y oración para que el Camino que a ustedes les toca preparar sea verdaderamente un momento de gracia en la vida de esas parejas de novios que se reúnen para profundizar en el sacramento que van a celebrar.

Durante este próximo año los obispos de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos vamos a aprobar un plan pastoral sobre nuestra prioridad No. 1 de todas las necesidades pastorales: la dignidad del matrimonio y de la familia, y a escribir una carta pastoral sobre el matrimonio. La carta pastoral es parte de un esfuerzo de la Iglesia católica para dar a conocer el significado y el valor de la vida matrimonial tanto para la Iglesia como para la sociedad.

Este año la reunión de Coordinadores y Base de los Caminos del 2008 será el sábado 27 de octubre de 1:30 PM a 6:00 PM en la parroquia de St. Timothy. Quiero invitarles a que participen conmigo en esta reunión tan importante. Ese día el diácono Jorge González y el Secretariado les entregará los nuevos Manuales de Coordinación y compartirá con ustedes nuevas instrucciones para el año entrante. Al final celebraremos la eucaristía del domingo y bendeciré sus matrimonios y su apostolado para que el Camino que cada uno de ustedes prepare dé mucho fruto.

Con mi bendición y aprecio,

Monseñor Felipe de Jesús Estévez
Obispo Auxiliar de Miami

cc: Diácono Jorge González